La canícula por Diego Martínez

La canícula — eltercermundo

Coca Cola

Vain, MDM⚒ http://maximodamianmartelo.tumblr.com/

 

 


EL OFICIO DE ESCRIBIR es un oficio poblado de canallas y de tontos —había dicho Roberto Bolaño en una entrevista que le hicieran en Chile, y yo la había escuchado y había asentido y había dicho en voz alta, ¡oh, qué gran verdad! Y luego me había encerrado a escribir durante cuatro años, cuatro años en los que me dediqué a coleccionar en silencio fracaso tras fracaso y a labrar en mis adentros una gastritis que amenazaba con reventar en cualquier momento. Pero esta vez la canícula había llegado y se había instalado definitivamente en París, y yo había dejado de dormir y de comer y de hidratarme y me mantenía escribiendo como un poseso los primeros relatos de este blog, sin saber si llegaría a terminarlos o no. Afuera, el cielo permanecía desvergonzadamente limpio, azul y limpio, como si jamás una nube lo hubiese atravesado. Pero habíamos tenido un año espantoso y muy en el fondo yo pensaba, como el bueno de Bolaño, pensaba que la literatura estaba llena de imbéciles, llena de gente como yo que había escuchado o creía haber escuchado el llamado, con lágrimas en los ojos. → La canícula
Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s